En dependencias del colegio Santa Filomena se llevó a cabo el cierre del programa de 4 a 7, desarrollado durante el año 2022, el cual ha entregado beneficios a niños y niñas de este establecimiento educacional, gracias al convenio suscrito entre el presidente del Directorio de la Corporación Municipal y alcalde de Rancagua, Juan Ramón Godoy, y SERNAMEG orientado a apoyar a las madres que trabajan y estudian y no tienen quién cuide de sus hijos.

Las cifras de este programa nos muestran que durante el presente año se atendieron a 50 niños y niñas, cuyas edades van desde los 6 a los 13 años, quienes vieron fortalecidos sus procesos de aprendizaje a través del apoyo educativo, proporcionándoles oportunidades de desarrollo integral mediante la implementación de talleres temáticos, lúdicos y recreacionales.

Juan Ramón Godoy, presidente de la Corporación Municipal, señaló su satisfacción con lo realizado este año “ya que la invaluable colaboración que se presta en el programa 4-7, permite equiparar parte de la cancha para las mujeres, sumado localmente a la asociatividad entre SERNAMEG y CORMUN, nos permite llegar a un grupo importante de familias para que puedan salir adelante con sus metas”.

Algunos de los talleres implementados por los monitores fueron: organización escolar, iniciación y elección deportiva, ajedrez, baile entretenido, huerto escolar, expresión artística, arte y manualidades; además de enseñar a niños y niñas acerca de la equidad de género, promoviendo que puedan aprender a vivir una vida de iguales oportunidades y libres de violencia, sin importar el género, edad o la procedencia.

 

Eduardo Castro Rodríguez, director de la División de Educación de la Corporación Municipal de Rancagua, indicó: “Para nuestro alcalde, Juan Ramón Godoy, ha sido de vital importancia que este programa se realizara en la comuna y en este establecimiento educacional, ya que su preocupación es el bienestar de los niños y niñas como también de sus madres, quienes son mujeres trabajadoras o estudiantes y muchas de ellas son el sostén familiar. De esta forma les damos la tranquilidad de realizar sus labores sabiendo que el colegio abre las puertas para que sus niños puedan seguir aprendiendo y recreándose de manera segura”.

María Laura Espina, madre y apoderada del colegio Santa Filomena contó acerca de la importancia que tiene para ellos como apoderados el contar con una herramienta como el programa 4 a 7 “ hoy podemos salir a trabajar a estudiar u otra cosa que debamos hacer, porque sabemos que vamos a dejar a nuestros hijos en buenas manos, seguros y en un buen ambiente y que se están recreando y aprendiendo”.

Gracias al programa y a la incorporación de este a los lineamientos municipales, un número significativo de mujeres han podido estar tranquilas mientras desarrollan su trabajo o buscan espacios de capacitación para insertarse al mundo laboral nuevamente, teniendo la certeza que sus hijos e hijas están resguardados y que continúan desarrollando sus habilidades, adquiriendo nuevos conocimientos y compartiendo con otros niños y niñas.

Es así como la apoderada de 5° básico Nilbia Vásquez Ortiz, entregó su testimonio del apoyo que ha sido este programa para ella y su hijo Vicente “Quiero agradecer al alcalde, al colegio Santa Filomena y a todos los que trabajan en el programa porque nos presta un servicio muy bueno, yo trabajo, mi hijo se queda solito y no tenía dónde quedarse, quiero agradecer ya que somos mamás favorecidas “.

La directora del establecimiento educacional,  María José Ramos,  indicó “El programa es un pilar fundamental en esta comunidad educativa debido a que los niños quedan resguardados en nuestro establecimiento,  estoy super contenta con este beneficio que tienen nuestros estudiantes porque ha sido un convenio que firmó nuestro alcalde con SERNAMEG para dar este beneficio a las  mamás que trabajan y así seguir dándole educación a los niños, teniendo un espacio recreativo, con apoyo pedagógico y que los  niños estén cuidados dentro del establecimiento”.