En horas de la madrugada fueron lanzados una importante cantidad de medicamentos – algunos con fecha de vencimiento caducada – en la parte trasera del recinto municipal. Al lugar concurrió el secretario general de la CORMUN, Eduardo Peñaloza, junto a la encargada comunal de Fármacos para constatar el estado de la situación; paralelamente y por expresa instrucción del alcalde Juan Ramón Godoy, se realizó la denuncia pertinente ante la PDI, quienes acudieron de inmediato a realizar las pericias correspondientes.

Un nuevo hecho vandálico se registró esta vez en dependencias municipales, siendo la farmacia comunal el epicentro de este lamentable acontecimiento delictual y que podría afectar a nuestra población en términos de salud pública.

En el lugar fueron encontrados una cantidad, hasta el momento indeterminada, de medicamentos, muchos de ellos en estado de vencimiento, los cuales, según el primer avalúo realizado por los profesionales a cargo, ascenderían a los 4 millones de pesos.

El secretario general de la CORMUN, Eduardo Peñaloza, se constituyó en el lugar e hizo un llamado a no consumir ninguno de los medicamentos que eventualmente podrían perjudicar la salud de las personas. La farmacia comunal continúa atendiendo de manera normal. Lamentamos que hechos como éste continúen ocurriendo en nuestra comuna y hacemos un llamado a los vecinos y vecinas a no comprar ni consumir medicamentos de dudosa procedencia y sin supervisión médica.

“Hoy nos encontramos en la parte posterior de nuestra farmacia comunal ubicada al frente de la UOH, viniendo a constatar un hecho vandálico que ocurrió hoy día cuando en la madrugada encontramos medicamentos botados afuera de la farmacia comunal y que no corresponden a nuestro arsenal farmacológico. Queremos hacer un llamado a la comunidad y a  la gente para que no consuma estos medicamentos, no los vengan a retirar y si hay alguien que sacó que, por favor, los bote porque  podrían afectar la salud de las personas”, informó el secretario general, Eduardo Peñaloza, agregando que: “ Es importante resaltar que es un hecho vandálico, la mayoría de los medicamentos están  rotulados y etiquetados y de acuerdo a las primeras observaciones, vendrían  de otra comuna de la región de O’Higgins”, informó el recientemente asumido secretario de la CORMUN.

Los medicamentos arrojados, apuntan a pacientes que tienen problemas cardiovasculares, hipertensión arterial, depresivos, jarabes de venta restringida, entre otros. El llamado hecho por la autoridad es a evitar consumir cualquier medicamento sin la previa supervisión médica, ya que puede atentar directamente contra la salud de las personas.

Los hechos fueron denunciados ante la PDI, quienes acudieron de manera inmediata al sitio del suceso para realizar los peritajes respectivos.