Con la presencia del gerente de sustentabilidad de CODELCO, Germán Sandoval; el director de la División Cementerios, Guillermo Acuña y familiares de los 355 mineros fallecidos tras la Tragedia del Humo, se realizó una homilía en honor a sus familias por la conmemoración N° 77 de ocurrido el accidente minero más grande de la historia.

Los actos conmemorativos para la ocasión comenzaron a primera hora de la mañana en el Instituto Tecnológico Minero Bernardo O’Higgins con la presentación y estreno del cortometraje ganador de un FONDART, “Angustia” y el testimonio de su realizadora.

Posteriormente, los asistentes se trasladaron hasta el Cementerio Parque Baquedano, en donde se efectuó una homilía y la posterior entrega de ofrendas en cada una de las sepulturas.

Al respecto, el director de la División Cementerios, Guillermo Acuña, comentó que: “Después de 2 años de pandemia, esta conmemoración ha quedado en el olvido. Nosotros hoy quisimos retomar esta historia que fue una tragedia que enlutó a 355 familias y dejó a 420 niños huérfanos de padre. Después de este terrible accidente minero, comenzaron a exigir la creación de los Departamentos de Prevención de Riesgos, los cuales antiguamente no existían, y de esta manera hoy contamos con tremendas iniciativas en esta materia para proteger a nuestros trabajadores”.

Asimismo, una de los familiares comentó que: “La tragedia fue lo más angustioso que pudo habernos pasado. Nosotros estábamos chiquitos y gracias a Dios nuestras madres se dedicaron a criarnos y tenemos ahora una población que se llama Fundación O´Higgins, pero como era para las víctimas de la Tragedia del Humo, se le conoce popularmente como la “Población Las Viudas” (…) Ahí nos criamos y todos éramos muy unidos, como niños jugábamos con el resto de niños sin entender muy bien lo que significaba la tragedia; por eso, esta ceremonia nos llena de emoción y esperanzas”.