Con un Teatro Regional repleto, se celebró la ceremonia de premiación por 40 años de servicio a 30 funcionarios de las Divisiones de Salud y Educación de la Corporación Municipal de Rancagua.

En una emocionante ceremonia se reunieron funcionarios del área de Salud y Educación para celebrar junto a sus familias y compañeros de labores sus 40 años y más al servicio de establecimientos educacionales pertenecientes a la CORMUN; como también en Centros de Salud Familiar.

En la oportunidad, estuvieron presentes autoridades comunales como el consejero Regional, Mauricio Valderrama y el concejal Manuel Villagra, en representación del presidente de la Corporación Municipal y alcalde Juan Ramon Godoy estuvo el Secretario General de la Cormun,   Eduardo Peñaloza, además de las y los directores de las Divisiones de Educación, Salud y Cementerios de la Cormun, como también  la directiva del Colegio Comunal de Profesores de Rancagua, representado por su presidente Nicolás Salgado;  la directiva del Sindicato de Asistentes de la Educación con su presidente, Carlos Pérez, junto a directores de establecimientos educacionales y de Cesfam, junto a sus equipos técnicos, alumnos, docentes y familiares que acompañaron a cada uno de las y los homenajeados.

El  secretario general de la Cormun, Eduardo Peñaloza, señaló: “hoy quisimos homenajearlos en nuestro Teatro Regional, entregando una señal de la importancia que tiene cada uno para la Corporación, ya que el personal de la Salud, docentes y asistentes de la educación día tras día, contribuyen con su vocación de servicio inquebrantable al desarrollo de la comuna, cumpliendo sus funciones con todo el compromiso y profesionalismo para los y las rancagüinas, niños, niñas y adolescentes”.

“Como Corporación Municipal, nos complace contar con cada uno de los docentes que laboran en nuestros establecimientos y en particular, con nuestros homenajeados. Damos las gracias a cada una de las personas que trabajan en nuestra institución y extendemos un afectuoso saludo, con la convicción que es posible avanzar hacia la educación de calidad para las niñas, niños y jóvenes de nuestra ciudad” puntualizó el secretario general.

Mónica Cerda Puentes, directora Colegio Isabel Riquelme agradeció la ocasión y destacó la actividad; “Encuentro que fue una instancia maravillosa, la que realmente llenó el alma. Considero que esto tiene que seguir día a día, ya que nos engrandece y motiva para continuar trabajando y entregando cariño y educación a nuestros niños”

“Nuestro alcalde ha hecho cosas maravillosas y ha valorado nuestro quehacer docente, así como también el de los asistentes y del personal de salud. Quiero agradecerle eternamente por este maravilloso momento que nos ha hecho pasar con nuestras familias y nuestros colegas”, concluyó.

El rol de los asistentes de la Educación es un apoyo fundamental para el trabajo que se realiza al interior de las aulas los establecimientos educacionales,  es por esto que también fueron reconocidos quienes cumplieron 40 años y más en su rol de apoyo en la educación.

Pedro Rojas Valterra, inspector del Liceo Bicentenario Oscar Castro, expresó “Uno no busca tener un reconocimiento, sino que, por el contrario, servir a la comunidad y especialmente a los alumnos. Llevo 46 años cumplidos trabajando y lo importante es la función que uno cumple: enseñar. Mi compromiso siempre ha sido que los chiquillos sean personas más íntegras, más humanas y serviciales al país. Le doy gracias al alcalde porque siempre ha abierto espacios, ha abierto caminos y está llano a servir y entregar lo que más pueda a la comunidad”.

 Ramón Astorga, quién ingresó al colegio Jean Piaget en el año 1964, fue reconocido por sus 59 años de labor, donde se ha desempeñado como asistente de la educación en el mismo establecimiento, igualmente fue distinguido en esta ceremonia por sus años de servicio, comentando que: “Para mí fue bastante satisfactorio, porque hace mucho tiempo que esperaba un gesto, un reconocimiento. Estoy agradecido del alcalde y espero que siga valorando de esta forma a los trabajadores de la educación”.

La ceremonia no estuvo exenta de un elemento fundamental como es la música, la que quedó a cargo magistralmente de la Jazz and Jam Band, banda de estudiantes del Liceo Oscar Castro, quienes deleitaron a los asistentes en tan emotivo encuentro.