Un grato encuentro sostuvo el presidente del directorio de la Corporación Municipal y alcalde de Rancagua, Juan Ramón Godoy, junto a un grupo de estudiantes destacados en la “Prueba de Acceso a la Educación Superior” – PAES – egresados de liceos municipales.

La actividad se desarrolló en la Casa de la Cultura y contó con la asistencia del secretario general de la CORMUN, Eduardo Peñaloza; el director de la División Educación, Eduardo Castro, directores de liceos Municipales, docentes y familias de las y los estudiantes, quienes compartieron una grata conversación tras los buenos resultados de la prueba de acceso a la Educación Superior.

“Durante esta jornada sentimos que la marraqueta es más crujiente y el té más rico para los papás, directores, profesores y también para los estudiantes de nuestros establecimientos educacionales, quienes hoy día han sacado un puntaje destacado en la PAES”, indicó el presidente de directorio, Juan Ramón Godoy.

“Tuvimos una trayectoria escolar de los jóvenes bien compleja, con 2 años de educación on line; por tanto, hay un esfuerzo mayor de ellos en materia académica. Tenemos estudiantes de distintos liceos de Rancagua, inclusive y – por primera vez – del liceo de Adultos Francisco Tello, así es que estamos muy contentos por ellos. Además, es necesario destacar que desde la Corporación Municipal se les brinda una ayuda importante con preuniversitarios gratuitos para apoyarlos en este proceso”, agregó Godoy.

De acuerdo a cifras entregadas en una primera instancia por el DEMRE a cada establecimiento educacional, en Rancagua más de 367 estudiantes de liceos municipales alcanzaron puntajes por sobre los 700 puntos, lo que se traduce en una disminución de la brecha existente entre establecimientos con dependencia municipal y liceos subvencionados y particulares.

“Es importante que la brecha entre la educación pública y particular se vaya acortando (…) Los sistemas de medición siempre son subjetivos. Hoy estamos premiando la trayectoria académica y esto es justamente lo que les va a servir en la universidad, pues no son sólo los rendimientos y las notas lo que importan, sino que también otras habilidades para la vida e ir desarrollándose en la carrera profesional que ellos elijan”, concluyó el alcalde de Rancagua.

Jorge Vidal Flores, egresado del Liceo Bicentenario Oscar Castro, comentó que: “Creo que este reconocimiento es un buen gesto del alcalde porque sirve para poder comunicarnos con él y verlo como una figura no tan lejana a nosotros y que él pueda entender nuestras realidades; así es que agradezco al alcalde por brindarnos esta instancia porque es emocionante para mi recibir un reconocimiento así de parte de la municipalidad, luego de años de estudios”.

Por su parte, Benjamín Carrasco, quien obtuvo 912 puntos en la prueba de Lectura, indicó que “es un orgullo para mi poder estar acá en este desayuno y me parece una buena iniciativa para que a todos los jóvenes que sacamos buen puntaje se les reconozca y premie por su esfuerzo”.

Tamara Carrillo, mamá de Benjamín Carrasco, manifestó sentirse con mucho orgullo, pues “es una satisfacción muy grande y me siento feliz por Benjamín por su esfuerzo y perseverancia. Una siempre como madre está atrás dando el impulso y entregándoles las herramientas, pero finalmente el esfuerzo es de él. Me voy orgullosa, con el pecho inflado y feliz de los resultados, esperando que esta sea una nueva etapa muy exitosa para mi hijo”, concluyó la orgullosa madre.

Osvaldo Poblete, director Liceo Francisco Tello, informó: “Como comunidad educativa sentimos bastante orgullo porque este año, por primera vez, nuestro liceo logra 8 resultados destacados por sobre los 700 puntos y entre ellos, queremos destacar a dos estudiantes que obtuvieron sobre los 800 puntos; por lo tanto, nos sentimos bastante contentos ya que hemos cumplido con las expectativas de nuestros estudiantes para que sigan con sus estudios superiores”.

 

Daniela Azócar, docente de  Matemáticas del Liceo de Niñas, manifestó que: “Me parece que este reconocimiento es maravilloso porque hay que considerar que, a veces,  los estudiantes de liceos municipales tienen una brecha con los de colegios particulares , pero aun así nuestras niñas lograron superar sus propias metas y desafíos (…) A los docentes se nos entrega la responsabilidad de acompañarlos en sus sueños y es bonito lo que está pasando hoy en este desayuno y lo que está haciendo el alcalde Juan Ramón Godoy. Como profesores sentimos alegría, una se pone llena de felicidad al ver a lo que aspiran nuestras niñas”, indicó la emocionada profesora.